Posts etiquetados ‘Rebeldes’

Hasta otra Sócrates

Publicado: 4 diciembre, 2011 en Actualidad
Etiquetas:, , , , , ,

Triste noticia la que hemos recibido el día de hoy, Sócrates ha fallecido a los 57 años, el Doctor nos ha dejado.
El futbolista no ha podido superar sus graves problemas de salud, y el enésimo contratiempo, esta vez ha sido una infección intestinal, ha empeorado su más que frágil estado y el jugador ha dicho basta.
La noticia, por más esperada que fuese dada su delicada salud en los últimos meses, ha sobrecogido al mundo del fútbol y a los aficionados al Corinthians en particular.

Se da la circunstancia de que precisamente esta noche, el Timáo, el equipo de sus amores puede convertirse en campeón del Brasileirao, un empate ante Palmeiras es suficiente para hacerse con el título frente al otro aspirante,
Vasco da Gama.

Sócrates el doctor (licenciado en medicina), era un futbolista atípico en casi todos los sentidos.
Fumador y bebedor desde que se le recuerde, no quiso jugar al fútbol de forma profesional hasta acabar con sus estudios; lejos de ser políticamente correcto, se implicaba en los problemas de la sociedad, pero en el terreno de juego era todo elegancia; con sus 1,91m de altura lo más sorprendente no era ver su capacidad para ver el juego de espaldas, o su facilidad para controlar el balón, lo más sorprendente es que hiciera todo eso calzando un 37 como número de pie.

Sócrates, el más mediático de una generación, el jugador que con su revolución corinthiana provocase el fin de la dictadura militar en Brasil, el experto que tiraba los penaltis de tacón, uno de los integrantes de la mejor selección de fútbol “no campeona” de la historia, aquella que enamoró a todos los aficionados en los Mundiales de 1982 y 1986,
nos ha dicho adiós, pero nos regaló tanto que no le diremos adiós, si no un hasta siempre y gracias por todo craque.

Para sempre Sócrates, Para outro Doutor.
A mí me enganchaste.

-Dedicado a mi amigo José Angel Montes “El Mofly”-

Hay momentos en la vida en los que se tienen varias opciones, elegir una u otra decantará tu futuro, no hay vuelta atrás.
Bob Marley eligió ser cantante para alegría de muchos y no ser futbolista, para nunca lo sabremos tristeza de unos cuantos.
Eligió el reggae, pero Bob nació con un balón y ése balón le acompañó toda su vida; Y a día de hoy aún le acompaña…..

Robert Nesta Marley nació en Nine Miles (Saint Ann) Jamaica,
el 6 de Febrero de 1945, hijo de Cedella Booker, una afro-jamaicana y de Norval Marley un jamaicano blanco hijo de inmigrantes Ingleses.
Abandonado por su padre al poco de nacer, Cedella y Bob crecieron en un barrio pobre de precarias condiciones,
(como después diría Maradona refiriéndose al barrio de La Boca)
“Un barrio privado: privado de luz, privado de agua….”

Reclamado años después por su padre, fue abandonado de nuevo, esta vez en Kingston con una tía suya que le cuidó hasta que su madre pudo ir a buscarlo y hacerse cargo de él, para quedarse definitivamente en la capital.

A Bob Marley, desde pequeño todos le miraban de una forma extraña por dos motivos:
– El primero fue el racismo que sufrió, no por ser negro, sino por ser blanco, blanco según estos ignorantes,
mulato para el resto del mundo, y de color para mí, de color humano.
– El segundo era un extraño poder que hacía que la gente acudiera a su casa en busca de respuestas a sus inquietudes, y es que el pequeño Bob tenía el don de la Quiromancia.
Mientras tanto, cada vez que le dejaban libre, se entretenía con su única afición, jugar al fútbol con su amigo,
Alan “Skill” Cole.

La mañana que Bob Marley cumplió 13 años, mientras recibía balón bajo el brazo las primeras felicitaciones del día, en la otra punta del mundo, en Munich un desgraciado accidente quebró las ilusiones de la mejor generación de futbolistas que haya dado el fútbol británico, Los Busby Babes.
El pequeño era ajeno a esto, pero para entonces ya lo tenía decidido, no quería estudiar, por supuesto no quería leer las manos de desconocidos, quería jugar al fútbol y ser profesional.
Mantuvo esta idea hasta que fundó el grupo “The Wailers”, sacó su primer disco, dejó el empleo en la fábrica Chrysler de Estados Unidos, se volvió a Jamaica y se casó con Rita, aquí tuvo que elegir y la balanza se declinó por el Reggae.
Para entonces, el que sí había logrado el sueño era Alan Cole, que se había convertido en una estrella del fútbol jamaicano (record vigente de jugador más joven en debutar con la selección), Bob cada vez que podía llamaba a su viejo amigo para organizar un partidillo en cualquier lugar.
Jugaban en todos los campos posibles, sobretodo en el parque contra los policías de la comisaría del barrio y en el campo del Boys Town Fc, un pequeño club del que tanto Bob como Skill Cole eran fanáticos.


En lo personal, Bob Marley se casó una vez, pero tuvo varias mujeres y un total de 16 hijos, era un personaje díscolo capaz de recibir la medalla de la Paz de Naciones Unidas, como de protagonizar altercados con tiroteos incluidos, unos como víctima previo a un concierto en el que reivindicaba los derechos igualitarios, y otros supuestamente como implicado, nunca se supo bien pero quedó reflejado en una canción “I shot the Sheriff”.
Donde quiera que actuaran Bob Marley & The Wailers, era seguro que se jugaría un partido de fútbol previo al concierto. Lo hicieron en Paris ante un combinado de periodistas y exjugadores y lo hicieron en Brasil, donde Alan Cole que para esa época ya era el manager del grupo, jugaba el campeonato brasileño con el Club Nautico Capibaribe.

En casa del cantante Chico Buarque, jugaron también otros músicos como Toquinho o Junior Marvin,
también jugó Paulo César Cajú, campeón del mundo con Brasil en 1970.
El equipo de Bob venció 3-0 y tanto el músico como el campeón del mundo marcaron.
Al acabar el partido Bob le dijo a Paulo César: “Soy fan de tu fútbol” y le recordó la que probablemente haya sido
la mejor selección de la Historia del fútbol “Pelé, Rivelino, Gerson, Tostao, Jairzinho…Brasil es mi equipo
A Jamaica le gusta el fútbol gracias a Brasil”. Paulo César le respondió “a mí me gusta tu música”.
Abrió una bolsa y le regaló una camiseta blanca con un 10 en la espalda. La camiseta de Santos, la camiseta de Pelé.

La carrera musical de Bob Marley fue corta pero amplia, (sé que tú amigo Mofly la conoces bien), pero no toca aquí analizarla. Entre premios, reconocimientos, discos de Oro, giras musicales y partidos de fútbol, la carrera musical
la detuvo un partido de fútbol.

En la gira de 1977, el grupo tocaba en Londres en Abril y como era normal se organizó un partido entre músicos y periodistas. Bob Marley era zurdo y jugaba de interior (como George Best) y en una jugada, un pisotón de un rival
le provocó una herida en el dedo gordo del pie, no se lo curó.
La herida sin curar unida al continuo roce del calzado derivó en un melanoma acral lentiginoso, los médicos le recomendaron una pequeña amputación, apenas una raspadura, pero el código rastafari se lo impedía.

El 20 de Septiembre de 1980, mientras tocaba la pelota con su inseparable amigo Alan Cole en Central Park,
Bob cae desmayado, el cáncer ya ha alcanzado los pulmones y el cerebro.
Acude entonces a la medicina moderna, pero ya es tarde y le vaticinan un mes de vida.
Bob Marley falleció el 11 de Mayo de 1981 en Miami y fue enterrado en Nine Miles.
En su tumba, sobre su cuerpo eligió llevarse para la eternidad su guitarra, una biblia rastafari, unos brotes de marihuana…….. Y un balón de fútbol.

En Kingston, en la Avenida Dr. Arthur Wint, la que lleva hasta el estadio nacional de Jamaica, podéis ver
a 300 metros de la entrada del mismo, que una estatua ve desde lejos todos los partidos de fútbol.

Bob Marley, el Rey del reggae se quedó a muy poco de ser futbolista.

PD: Mi amigo Mofly vive casi como Bob Marley, le gusta jugar al fútbol, casi fue músico y también le gusta… el Reggae.
José Angel Montes, socio y fundador de Estudios Pocos.

Importante victoria ante un rival directo, que además confirma que se ha roto el maleficio de aquellos 10 primeros partidos sin victoria frente al Bradford, pues ya van tres victorias seguidas ante el equipo de Yorkshire.

Tuvo mala suerte el Bradford nada más empezar ya que a los 10 minutos se le lesionó su delantero titular, aún así dispuso de una clara ocasión con un mano amano ante Spencer, pero Marshall en vez de ejecutar centró a un lado esperando un compañero, pero no había nadie.
A partir de ahí empezó a jugar el fcum y Wolfenden en una de sus incursiones, provocó una tarjeta en un defensa rival, pero lo peor para el Bradford es que el defensa amonestado se lesionó en la entrada y tuvo que ser cambiado (min.23).
Demasiados contratiempos para los visitantes que supieron aprovechar de manera rápida los Reds.
Kein Norton tuvo una clara oportunidad que despejó el meta rival a corner, y el saque de esquina lo aprovechó Neville para inaugurar el marcador (min.24).
No se desanimaron los visitantes y atacaron para conseguir el empate en un error garrafal de la defensa del United (min.36).
Al filo del descanso demostró el fcum su tremendo poderío en el juego aéreo, y en otro corner, Adam Jones ponía de nuevo en ventaja el equipo Red (min.45).

La segunda parte empezó como acabó la primera: con el Fcum en el área rival buscando sentenciar. Y pudo haberlo logrado de haber aprovechado Kevin Norton alguna de las dos claras ocasiones de gol de las que dispuso, pero el pichichi de la temporada pasada no está atravesando por su mejor momento sin duda.
El Bradford no entregó el partido y en una buena jugada colectiva logró empatar de nuevo (min.66).
La entrada dew Steve Torpey unos minutos antes del empate y el hecho de mantener en el campo a Roca, Wolfy y Norton hizo que el equipo tuviera mucha profundidad y mucho peligro en cada jugada.
En una de ellas Norton provocó un penalti que transformó Torpey (min.79).
Quiso demostrar entonces el Bradford su condición de equipo grande de la categoría y se lanzó al ataque, pero eso con Roca y Wolfenden detrás es un riesgo claro. Y se consumó con una contra y el 4-2 marcado por Michael Carr (min.81).
Cerró el marcador Wolfenden en el minuto 89.

La goleada no debe llevar a la euforia. Este equipo tiene que corregir los errores en defensa (demasiados para la altura de temporada a la que estamos) y necesita el acierto goleador de Kevin Norton si quiere aspirar a algo más que a quedarse en lamitad de la tabla.
Ahora toca recibir en Gigg Lane la visita del Rushall, un equipo que ha empezado fuerte la temporada.

Dedicado a mi amigo José Alvaro Ferreira

En todos los Mundiales que se disputan suele haber bajas por distintos motivos, en el Mundial de Suecia´58 no podía ser menos; pero dos nombres destacaron sobre el resto de ausentes: Duncan Edwards y Eduard Streltsov.

Eduard Anatólievich Streltsov, nació en Perovo, un suburbio de Moscú,
el 21 de Julio de 1937, en el seno de una familia pobre.
Su padre Anatoly, partió al frente durante la 2ª Guerra Mundial para no volver jamás, afortunadamente no falleció, pero decidió instalarse en Kiev sin su familia, lo que provocó su madre (Sofía), tuviera que trabajar en una fábrica para poder mantenerle, fábrica a la que él se uniría después dejando a un lado los estudios.

Cuando el pequeño Eduard disponía de tiempo libre y la dura climatología moscovita se lo permitía, aprovechaba para divertirse con su gran pasión:
el fútbol. Eduard jugaba a ser uno de sus grandes ídolos del Spartak de Moscú.

A la edad de 13 años, Streltsov, ya jugaba con los adultos en el equipo de la fábrica Fraser, y en 1953, tras un partido entre Fraser y el juvenil del Torpedo de Moscú, gustó tanto a los técnicos que le ficharon para el primer equipo.

En 1954, con 16 años aún, debutó con el Torpedo en Liga, causando tal impresión que un año después haría lo propio en el combinado nacional absoluto, anotando 3 goles en su debut y otros 3 en su segundo partido.
Había nacido una estrella.

En su segunda temporada se consagró, celebrando su mayoría de edad en 1955 con el premio individual
de máximo goleador de la liga soviética.

En el verano de 1956, se disputaron los Juegos Olímpicos de Melbourne, Streltsov y su compañero en la delantera del Torpedo, Ivanov, formaban la delantera más temible del torneo. Mientras Streltsov marcó en la semifinal ante Bulgaria, Ivanov se lesionó, y como al entrenador soviético le gustaba alinear a jugadores que fuesen compañeros de club,
Gavriil Kachalin puso en la final a la delantera del Spartak y dejó a Eduard sin la medalla de Oro.
(En aquella época sólo la recibían los que jugaban la final).
Nikita Simonyan que fue su sustituto, quiso regalarle la suya, pero nuestro protagonista no la aceptó:
“No te preocupes Nikita, ganaré muchos más trofeos en el futuro”.

Ése mismo año, se creó el Balón de Oro que coronó como mejor jugador de Europa a Sir Stanley Matthews,
Streltsov apareció en la 13ª posición, para subir en 1957 hasta la 7ª plaza.
Era una época en la que todo parecía salirle bien a Streltsov, que a sus éxitos deportivos también unía sus cualidades en el mundo del glamour. Eduard era amante de las noches, de las buenas fiestas y de las más bellas mujeres.

A falta de unas semanas para el Mudial de Suecia de 1958, todo se desmoronó.

Desde hacía algún tiempo, Streltsov estaba siendo presionado por políticos para que fichase por uno de los dos equipos del Gobierno: el CSKA Moscú (equipo del ejército) ó el Dinamo Moscú (equipo de la policía, la KGB), pero prefirió seguir fiel al Torpedo, cosa que no sentó nada bien en las altas esferas gubernamentales.

Quizás fue ése el motivo, o quizás otra versión que revela que durante una recepción en el Kremlin, Streltsov había rechazado a una joven admiradora para después burlarse de ella, resultando que la joven en cuestión era hija de
Yekaterina Furtseva, única mujer miembro del Politburó (máximo órgano de poder) e íntima del presidente Kruschev.
Tampoco ayudaba que con su estilo “boyish”, incitara contínuamente a los jóvenes moscovitas con ideales de libertad.

El 25 de Mayo, habían dado el día libre a los jugadores que ya estaban concentrados de cara el Mundial.
Streltsov junto a otros compañeros acudieron a una fiesta en una dacha en las afueras de Moscú.
A la mañana siguiente, la KGB se presentó en la concentración del combinado soviético , y detuvieron a Streltsov acusándolo de violación de Marina Lebedeva, una chica a la supuestamente conoció la noche anterior.
Eduard fue llevado a una comisaría donde tras varios días de duros interrogatorios proclamando su inocencia,
(apoyado por las declaraciones de varios testigos) finalmente admitió el cargo de violación del que era acusado.
Según cuentan, alguien del gobierno le dijo que si se declaraba culpable, podría jugar el Mundial de fútbol.

Streltsov, a sus 21 años y que por entonces estaba ya casado y esperaba una hija, al ser declarado culpable, no sólo
no jugó el mundial, sino que fue condenado a doce años de prisión en un Gulag (Campo de trabajos forzados).

La importancia de Streltsov en la selección, lo indica el hecho de que 2 años antes del Mundial, URSS venció a Suecia 6-0 con 3 goles de él, y en el mundial, Suecia eliminó a URSS en 1/4 por 2-0, jugando después la final contra Brasil.

Tras casi cinco años de condena, fue puesto en libertad el 4 de Febrero de 1963, y dos años más tarde se le permitió regresar al fútbol, nuevamente eligió el Torpedo de Moscú.

En 1965 tras su larga inactividad, Strelsov fue nombrado 2º mejor jugador soviético, consiguiendo el título de campeón de Liga con el Torpedo, al año siguiente agrandaría su palmarés con el título de Copa.

En 1966, fue convocado nuevamente para la selección como titular indiscutible, clasificando al combinado para la Eurocopa de 1968, y repitiendo a nivel individual como mejor jugador soviético en 1967 y 1968.
La derrota de URSS ante Hungría en la Eurocopa, hizo que con 31 años abandonara la selección, para en 1970 dejar definitivamente el fútbol. Siguió ligado de por vida al Torpedo, pero mantuvo siempre una profunda pena:
no haber jugado nunca en el Spartak de Moscú, en club de sus amores.

El 22 de Julio de 1990, a la edad de 53 años, Eduard Streltsov falleció a consecuencia de un cáncer de esófago, cáncer provocado por sus 5 años de trabajos forzados en una de las minas a las que fue condenado.

En 1996, el Torpedo de Moscú, colocó una estatua del gran genio en su estadio, llamándolo Estadio Eduard Streltsov. Otra estatua, desde 1998 da la bienvenida a todos los asistentes que acuden al Estadio Olímpico Luzhnikí.

Coincidiendo con el 7º aniversario de su muerte, se pudo ver a Marina Lebedeva, dejando flores sobre su tumba. (Marina nunca ha hablado de lo que pasó).

En 2001, se formó el comité Streltsov con un único fin: limpiar el nombre del jugador.
A día de hoy dicho comité es presidido por Anatoly Karpov: “Si no hubiera sido por esa terrible condena, Streltsov sin duda se habría convertido en el mejor futbolista del mundo”.

Eduard Streltsov, es considerado el 2º mejor jugador soviético de todos los tiempos. Sólo superado por Lev Yashin.

Eduard Streltsov, “El Pelé Ruso”.

The Old Firm

Publicado: 1 junio, 2011 en Curiosidades
Etiquetas:, , , ,

Si nos situamos próximos al centro geográfico de Inglaterra, un punto en el mapa llamará rápidamente nuestra atención, Derby.

Pensar en la Ciudad de Derby, nos obligará a pensar en fútbol e irremediáblemente en el partido que sin ser una final, es el más esperado entre la afición a lo largo de una temporada.
El derby.

Entre todos los derbys que se os vengan a la mente: Liverpool-Everton, Sevilla-Betis, Boca-River, Milan-Inter, Hamburgo-St.Pauli, Roma-Lazio, Flamengo-Fluminense, Juventus-Torino, Benfica-Sporting y un largo etcétera,
ninguno divide tanto a dos aficiones ni es tan antiguo como el derby de Glasgow.

A los que asisten por primera vez a un derby en Glasgow, ya sea en Ibrox Park, o en el Celtic Park, lo primero que les llamará la atención serán las banderas. Entre los aficionados azules y los aficionados verdes, dos banderas inundan las gradas, la Británica y la Irlandesa, sí, habéis leído bien, en el derby de Glasgow no hay banderas Escocesas.

La rivalidad entre ambas aficiones se remonta siglos atrás y va mucho más allá de lo meramente futbolístico.
Para conocerla mejor, deberíamos saber que empieza con las luchas de independencia y unión sufridas a lo largo de la historia en las Islas Británicas, y que se incrementó con la gran inmigración de Irlandeses hacia Escocia en el siglo XIX,
y la posterior independencia de Irlanda en 1920.

Los azules, los del Rangers (The Gers), son protestantes (Luteranos) y apoyan la unión del Imperio Británico,
fueron fundados en 1873 por un club de remo, y desde su origen fue el preferido de los trabajadores del puerto.
Los verdes, los del Celtic (The Bhoys), son católicos y apoyan la segregación, principalmente la indepencia de Irlanda, fueron fundados en 1888 por el padre marista Wilfred Kerins, como entretenimiento para que los jóvenes católicos (en inferioridad numérica) que acudían a su comedor social, tuvieran algo que les uniera en su tiempo libre.

Desde los primeros enfrentamientos (a partir de 1888), se vio que el duelo entre los dos equipos más laureados y
con más prestigio de Escocia, no dejaba ni dejaría indeferente a nadie.
Prueba de ello es la final de copa de 1909, jugada el 10 de Abril y que terminó con empate a 2 goles.
El 17 de Abril, el partido se repitió y terminó con nuevo empate 1-1, cuando se anunció la disputa de un tercer encuentro para forzar un desempate, la sospecha de que el partido estuviese amañado por las directivas para repartir nuevamente los beneficios corrió por las gradas, y tanto los Gers como los Bhoys invadieron el terreno de juego,
se enfrentaron a la policía y quemaron todas las taquillas de Hampden Park.
La Scottish Cup se suspendió y figura en blanco en el palmarés. Las aficiones denominaron el partido como el negocio de las empresas, a partir de ahí se conoce el derby con el nombre de “la antigua empresa”, “The old firm”.

Con el aumento de la población católica en Escocia, el sectarísmo y los enfrentamientos fueron creciendo de intensidad, y en 1902 durante un Inglaterra-Escocia, se produjo la primera tragedia de Ibrox Park, en la que
fallecieron 26 personas.
Los distintos fichajes de uno a otro equipo incrementaron más la rivalidad entre aficiones, y cuando se hizo oficial
la independencia de Irlanda en 1921, la división quedó esclarecida realizándose el posicionamiento definitivo:
todos los católicos serían del Celtic y los protestantes del Rangers.

Tras la 2ª Guerra Mundial, los Rangers decidieron que en su equipo no jugaría ningún jugador católico, expresándolo en sus estatutos “un club protestante para protestantes” y ambos equipos llegaron a una especie de pacto de no agresión en el que acordaron que no ficharían a jugadores del club contrario.
En cualquier caso, esto no impidió que el 2 de Enero de 1971, durante la celebración de un gol en el minuto 89,
que otorgaba un empate al Rangers, se produjera la segunda tragedia de Ibrox, 66 personas perdieron la vida.
Desde ese día, está prohibido en Escocia la venta de alcohol en recintos deportivos, y para evitar que los aficionados beban antes del partido, a no ser que sea en horario intersemanal, el old firm se disputa siempre por las mañanas.

La llegada en 1988 de David Murray a la presidencia del Rangers, dio un giro radical a los acontecimientos.
David Murray, fanático hincha del Rangers, implantó una nueva política al club, no le importaban ni la procedencia
ni las creencias del jugador, pero eso sí, debía cumplir una condición que bien sabe Gabriel Omar Amato.
Cuando “el Gaby Amato” (ex juguador de Hércules, Mallorca y Betis entre otros) fichó por el Rangers en 1998,
una vez firmado y mientras viajaba en el avión privado del presidente (escena presenciada por Jose Mª Martín Petón),
David Murray se acercó a Amato, y con voz seria le dijo: “ya eres un jugador del Rangers, a partir de ahora
nunca más volverás a hacer la señal de la cruz en un estadio
“.

El caso más controvertido de cuantos se dieron con la nueva política de Murray, fue el de Maurice Johnston,
la estrella del Celtic y de la selección escocesa, se había despedido entre lágrimas de los Bhoys jurando amores eternos a sus colores cuando en 1987 decidió probar fortuna en Francia y fichar por el Nantes.
En 1989 volvió a Escocia para fichar por los Gers, rompiendo el famoso pacto de no agresión.
Johnston jugó 2 años con los Rangers, y aunque marcó 46 goles en sus 2 temporadas de azul, en Glasgow nadie le quería, odiado por unos (por traidor) y vilipendiado por otros (por su pasado), tuvo que marcharse al Everton.
Volvió en 1993 para jugar en el Hearts y en el Falkirk, pero era ya tal el odio que había despertado en Escocia,
que en 1996 se marchó a Estados Unidos para retirarse en el Kansas City Wizards. Aún no ha vuelto.

Son muchas las anécdotas que han dejado estos enfrentamientos a lo largo de la historia, pero una de las que más destaca, fue la protagonizada por Paul Gascoigne el 2 de Enero de 1998, que tras marcar un gol con el Rangers, recorrió todo el campo imitando con sus manos que tocaba una flauta, para recordarles a los bhoys la derrota que Guillermo III de Orange inflingió a los católicos de Jaime II en la batalla de Boyne en 1690.
En Marzo, Gascoigne tuvo que ser traspasado al Middlesbrough.

En los últimos años, ambos clubes han reconocido tener un problema de sectarismo y han lanzado sendas campañas contra la intolerancia, pero también les une algo más que esta iniciativa, y es que fuera de los terrenos de juego, ambas directivas tienen intereses en común.
Los dos equipos (por cuestiones obvias) comparten sponsor, ambos tienen el mismo reparto televisivo y ambos luchan por formar parte de la Premier League Inglesa, ya que la Scotland Premier League se les ha quedado pequeña.
Tienen 96 de los 114 títulos, y desde 1985 nadie que no sea alguno de ellos ha ganado la Liga.
De momento y al menos hasta 2013 que se vuelva a revisar la Premier Inglesa no será posible.

Si decidís presenciar el derby de Glasgow en directo (siendo indeferente vuestras creencias o religión), en Ibrox Park
escuharéis cánticos sectarios (cada vez más descafeinados) y el más famoso es “Follow Follow”; pero en el Celtic Park, que no os sorprenda escuchar “You’ll never walk alone”, ¿el himno del Liverpool?, bueno sí, la canción que adoptaron en The Kop para animar a los Reds, ya se cantaba desde 1950 en North Stand, (antiguamente llamada The Jungle)
la grada más mítica y amplia del fútbol Europeo.

El Derby de Glasgow. The Old Firm

El Partido de la muerte

Publicado: 14 febrero, 2011 en Curiosidades
Etiquetas:,

-Dedicado a mis amigos de Estilo Sevilla.-

Hay un tópico muy común que dice que la realidad supera a la ficción; en el fútbol también sucede esto.

Cuando Iosif Kordik horneaba el pan durante la madrugada, no se imaginaba que sería indirectamente el responsable de uno de los capítulos más atroces que se haya vivido en la historia del fútbol.

El 22 de Julio de 1941, la Alemania nazi invadió la Unión Soviética, y en pleno conflicto bélico no quedó otra que suspender la liga de fútbol.
Algunos jugadores (como el resto de la población), murieron durante los bombardeos y otros fueron reclutados al frente para defender forzosamente el honor de su país.

Kordik, dueño de una panadería y fanático del Dinamo de Kiev, se quedo perplejo el día que se encontró a
Nikolai Trusevich, el gran portero del Dinamo, estaba ahora vestido con harapos y suplicando algo de comida,
Kordik lo contrató como barrendero para su negocio.
Ya en la primavera de 1942, el ejercito alemán buscó imponer algún tipo de normalidad entre la población Ucraniana,
y no se les ocurrió mejor idea, que hacer una liguilla de fútbol.
Fue entonces cuando Kordik, le propuso a Trusevich que intentara localizar a todos sus antiguos compañeros del Dinamo que hubieran sobrevivido, para formar un equipo y presentarse a la liga.

Con 8 jugadores del Dinamo: Nikolai Trusevich, Mikhail Putistin, Ivan Kuzmenko, Makar Goncharenko,
Mikhail Sviridovskiy, Nikolai Korotkykh, Aleksey Klimenko y Fedor Tyutchev;
y 3 del Lokomotiv de Kiev: Vladimir Balakin, Vasiliy Sukharev y Mikhail Melnik, nació el F.C. Start.

El 7 de Junio de 1942, el Fc Start, jugó el primer partido de la liga ante un combinado de “colaboradores” Ucranianos, y le endosó un claro 7-2.
Así fueron cayendo uno tras otro todos los equipos que componían dicha liga.
– 21 de Junio, 6-2 al combinado Húngaro.
– 05 de Julio, 11-0 al combinado Rumano.
– 12 de Julio, 9-1 al equipo de trabajadores del ferrocarril militar.
– 17 de Julio, 6-0 al PSG de Alemania.
– 19 de Julio, 5-1 al MSG Wal de Hungría.
– 21 de Julio, 3-2 al MSG Wal de Hungría, en una especie de revancha.
– 06 de Agosto, 5-1 al Flakelf de Alemania.

En la liga no hubo campeón, pero ése ultimo partido ante el Flakelf, que era el equipo de la Luftwaffe (Fuerzas aéreas de la Rep. Federal de Alemania), no gustó nada en el seno nazi, y conscientes de que esa victoria podría dañar el orgullo alemán y esperanzar a los soviéticos, prepararon una revancha que se jugaría en el estadio Zenit.


El 9 de Agosto de 1942, se jugó el partido de la revancha.
Antes de comenzar el partido, los jugadores del Start, se negaron a realizar el saludo alemán, y en vez de gritar
el “Heil, Hitler”, pusieron las manos sobre sus pechos, y gritaron un “Fizcult Hurra” (Viva el deporte).

El árbitro, que era un oficial de las SS, hizo caso omiso al juego extremadamente duro con el que se emplearon los alemanes durante la primera parte, incluída una patada en la cabeza que se llevó Trusevich y que le tuvo inconsciente durante algunos minutos, pero pese a todo ello, se llegó al descanso con 2-1 favorable al Fc Start.
Hay varias versiones sobre el tono que empleó un oficial de las SS, que durante el descanso bajó al vestuario ucraniano, para “invitarles” a no ganar. Algunos hablan de “sus actos pueden tener consecuencias” y otros de
“si ganan, les matamos”, lo cierto es que la advertencia cayó sobre ellos.
En la segunda parte, no cambió mucho el juego de ambos equipos y se llegó al final con un claro 5-3; y pudieron ser 6, ya que Klimenko, que había regateado a varios defensas, se plantó ante el portero alemán, y una vez que lo hubo regateado, se paró en la línea de gol, se volvió y tiró la pelota al centro del campo.

Pasados unos días, los nazis cumplieron sus amenazas, y miembros de la Gestapo, fueron deteniendo uno a uno a todos los jugadores que habían desafiado al poder alemán.
Nikolai Korotkykh, que era miembro activo de la policía rusa, fue fusilado en el acto, al resto tras varios días de tortura se los llevaron a un campo de concentración. Allí morirían también asesinados Kuzmenko, Klimenko y Nikolai Trusevich, que al morir aún llevaba puesta la camiseta de portero.
Makar Goncharenko y Mikhail Sviridovskiy, fueron los únicos que lograron sobrevivir hasta la liberación de Ucrania.

El Dinamo de Kiev ya no juega en el estadio Zenit, que fue rebautizado como Start Stadium.
Una estatua frente al estadio Zenit, recuerda a los héroes del Fc Start, y aún a día de hoy, todo el que haya heredado una entrada del conocido como Partido de la Muerte, tiene un asiento gratis en cualquier partido
que el Dinamo de Kiev, juegue en el Lobanovsky Dynamo Stadium.

El partido de la muerte, dio inspiración a la película Evasión o Victoria.

Los Piratas del Elba

Publicado: 18 enero, 2011 en Curiosidades
Etiquetas:, ,

-Dedicado a mis amigos de Freakytown.-

Si hay un equipo peculiar en Alemania por lo que representa, no puede ser otro que el Fc. Sant Pauli.

Junto al muelle, a orillas del Rio Elba, se encuentra el puerto más importante de Alemania, y en plena simbiosis, el distrito de Santk Pauli es hogar de trabajadores de clase obrera y jóvenes multirraciales
(entre los que se encuentran un gran número de punks y okupas), además de ser el centro de la vida nocturna de la ciudad.

El F.c. St.Pauli, fundado en 1910, casi siempre ha estado jugando en las categorías inferiores del fútbol alemán,
bajo la sombra del equipo grande, el HSV Hamburgo.
Y no fue hasta la década de 1980, cuando el equipo pasó de ser un mero entretenimiento de los apenas
1.500 aficionados que acudían al Millerntor-Stadion, para convertirse en todo un emblema en Alemania.

El “movimiento punk”, llenó las calles del distrito, y el barrio se fue contagiando de ideales anarquistas, comunistas y socialistas, pero sobretodo antifascistas.
El St.Pauli, fue el primer equipo de Alemania en prohibir la simbología nazi, y en las gradas, adoptaron la bandera del cráneo como símbolo no oficial del club.
Al estadio, entonces llamado Wilhelm Koch-Stadion, ahora acudían cada semana 20.000 hinchas (acompañados siempre por la calavera) identificados con el Rock, la lucha contra el sistema y la libertad.
Pero los hinchas ya no querían acudir al Wilhelm Koch, descubrieron que el antiguo presidente al que debían el nombre, había formado parte del partido nazi durante la 2ª Guerra Mundial y se volvió al nombre anterior.

Así pues, el club, apoyado por todos sus socios y aficionados, dejó constancia incluyéndolo en sus propios estatutos, que el F.C. Sant Pauli se declara un club antifascista, antirracista, antisexista y antihomófobo, éstos ideales le han traído algunos problemas, sobretodo con el Hansa Rostock (probablemente el club más fascista de Alemania),
y con el vecino de la ciudad, que también cuenta entre su hinchada con algunos miembros declarados neonazis.

El verano pasado, coincidiendo con la celebración de su centenario, regresaron a la Bundesliga.
Difícil tarea la de mantener la categoría, pero no será por falta de apoyo, el Millertorn, con capacidad para 24.800 espectadores, tiene una asistencia media de 24.000 piratas fieles a sus ideas.

Muchos músicos célebres se declaran hinchas apasionados del St.Pauli, entre otros podemos encontrar a Turbonegro, Asian Dub Foundation, KMFDM, Bad Religión o AC/DC.
Pero no es conocido sólo en Alemania, tiene una declarada hermandad con el Celtic de Glasgow, tanto es así,
que en las gradas del Celtic Park, es frecuente ver bufandas y banderas del St.Pauli (siempre con la calavera),
e incluso he sabido de dos peñas oficiales “Peña el grano” y “Fora de joc” existentes en Valladolid y Mallorca.

El St.Pauli, también es pionero en Alemania, por realizar campañas de ayuda contra la pobreza; en 2005 el proyecto “viva con agua de Sant Pauli” reunió dinero para instalar dispensadores de agua en las escuelas de Cuba.
El proyecto sigue activo, y ha colaborado en la construcción de pozos y sistemas de agua potable en países como Etiopia, Benin, Nicaragua, y Madagascar entre otros.

A los que visiten el Millerntor, tengo que advertirles que a la salida de los jugadores al césped, el equipo es recibido de forma atronadora por los hinchas con un grito común que hace temblar los cimientos del estadio, siguen la megafonía, y lo que suena es “Hells Bells”, entonado por Brian Johnson y acompañado por la guitarra de Angus Young (AC/DC).

F.C. Sant Pauli, “Los piratas del Elba”.

http://www.vivaconagua.org
http://www.fcstpauli.com

Sirva como ejemplo:

La Revolución Corinthiana

Publicado: 9 enero, 2011 en Curiosidades
Etiquetas:,

En Brasil, como en casi todo el resto de Sudamérica, el país vivió durante algunas décadas bajo un estricto régimen militar.
La única diferencia con sus vecinos, fue que en Brasil, el fin de la dictadura se fraguó a través del fútbol.

Sócrates y el Corinthians se encargaron de ello.

En 1981 Brasil estaba sumergida en una profunda crisis, y el Régimen decidió que para entretener al pueblo la mejor fórmula era el fútbol,
así pues, el Campeonato Brasileirao de dicho año, contaría con la participación de 94 equipos; ningún equipo profesional se quedaría fuera de la fiesta, por tanto todo el pueblo Brasileño tendría sus ojos puestos en el deporte más popular.

Atilson Monteiro Alves, sociólogo y ex militante universitario, fue nombrado director deportivo del Corinthians y llegó a un acuerdo con Sócrates (capitán del club), a partir de ese momento todas las decisiones deportivas del club serían votadas por los jugadores: cualquier viaje, día de concentración o de descanso, horario de los entrenamientos, así como el reparto de premios por los títulos, se sometería a consenso entre la directiva y la plantilla.
Así nació la Democracia Corinthiana.

El equipo, bajo esta doctrina se hizo con el título del torneo Paulista de 1982.
Este sistema de democracia interna traspasó el vestuario, y poco a poco los aficionados que visitaban el Pacaembú (Municipal Paulo Machado de Carvalho) primero, y el resto de Sao Paulo después, viendo lo que unos jugadores habían logrado, se alzaron en protesta y el Régimen, no tuvo otra que ceder y convocar elecciones para el 15 de noviembre de 1982; el pueblo por fin elegiría al Gobernador de Sao Paulo.
Cuando nadie llevaba publicidad en las camisetas, los jugadores del “Timao”, lucieron en su espalda un lema: “Día 15 Vote”, y para mayor decepción del régimen, aquel equipo jugaba de maravilla. Jugó otra vez la final en 1983, y al saltar al campo lucieron una pancarta: “Ganar o perder, pero siempre con democracia”. El Corinthians ganó la final 1-0 con gol de Sócrates.

Aquello sólo era el principio, el resto de la nación se unió a reivindicar sus derechos y bajo el lema “Direitas ja” (Directas ya), exigían la libre elección de Presidente.
El proyecto Democracia Corinthiana, que ya lucía en todas las camisetas del Timao, tuvo un impropio final perdiendo en 1985 las elecciones internas del club por fraude electoral.
Pero en la calle ya no hubo marcha atrás, y tras una pequeña transición desde 1985, la democracia fue oficialmente restablecida en 1988.
En 1989, se celebraron las primeras elecciones directas a la Presidencia de Brasil desde 1964.

Transnistria

Publicado: 25 diciembre, 2010 en Curiosidades
Etiquetas:

De entre todos los equipos que comenzaron la previa de la Champions League,
hay uno que destaca sobre el resto, el Sheriff Tiraspol.
En cualquier publicación de la FIFA, o que haga referencia a la Champions, el equipo aparecerá sobretodo siendo envidiado por sus instalaciones.
El Sheriff Stadium, es el único estadio en Europa que cumple todas las medidas de seguridad impuestas por la FIFA, tiene un polideportivo con 5 campos de entrenamiento, que es el único recinto cubierto del Mundo capaz de albergar cualquier campeonato, de cualquier disciplina deportiva que se celebre bajo pista cubierta.
Suele verse en ellos (previo alquiler) al CSKA. de Moscú o al Dinamo de Kiev, entre otros.

El Sheriff Tiraspol, no jugará la final, ni siquiera llegó a clasificarse para la liguilla, pero su procedencia hace que muchos se hayan fijado en ellos.
El equipo, representa a Moldavia en competiciones Internacionales, juega la Liga Moldava, de hecho es el campeón de las 10 últimas ligas, pero el Sheriff no es moldavo, El Sheriff es Transnistrio.

Pocos conoceréis este País, tan pocos que ellos aún no saben a que País pertenecen.
Transnistria o Pridnestrovia (en Ruso), es un País independiente desde Septiembre de 1990 (durante la segregación de la Unión Soviética), pero la Comunidad Internacional, comandada por Estados Unidos, no los reconoce.
Está situada entre Moldavia y Ucrania, tiene su capital en Tiraspol, y los aprox. 600.000 hab. tienen Pasaporte propio, policía propia y moneda propia, de hecho la Lengua oficial es el Ruso, y no el Rumano como en el resto de Moldavia.
Transnistria ha sido territorio Otomano, Ucraniano, Rumano, Ruso y ahora Moldavo.
Un pequeño país, que en la práctica no existe. El equipo se pasea por Europa con un visado especial del gobierno Moldavo, de hecho si un Transnistrio, cogiese un vuelo Internacional a otro país, no podría entrar, y en consecuencia tendría un problema para salir ¿recordáis la película de Tom Hanks, La Terminal?.

Pasear por Transnistria, es como regresar 20 años atrás en el tiempo, y aunque el gobierno asegura que no son comunistas, se puede ver con bastante frecuencia, simbología con la hoz y el martillo, o estatuas de Lenin.
El equipo de Tiraspol, (apoyado por la empresa Sheriff, propiedad del Gobierno Separatista), se ha convertido en su mejor embajador, llevando el nombre de un país hasta ahora poco conocido, por toda Europa.

Una vez más el fútbol sale al rescate de un País.

Dedicado a mi amigo Javier Martín Torrado–.
Geoge Best, nace el 22 de Mayo de 1946, en Belfast (Irlanda del Norte), y cómo si hubiera sido marcado por la varita del destino, su apellido le llevó a ser el mejor.

Empezó su carrera en el Cregagh Boys’ Club, un equipo local, pero Bob Bishop, un ojeador de Manchester, mandó un telegrama a Old Trafford: “Creo que he descubierto a un genio”, George, tenía 15 años.
Con 17, ya había debutado en su selección y en el Manchester United.
Su carrera fue meteórica, ya que en tan sólo 5 años desde su debut, consiguió 2 Ligas y la tan ansiada Copa de Europa en 1968 (primera para un equipo Inglés), lo que le valió para ganar el Balón De Oro.
Junto a otros mitos como Bobby Charlton, y Dennis Law, y a las órdenes de Matt Busby, logró recuperar al Man_U. que en 1958, había perdido a casi toda su plantilla en el accidente aéreo de Munich.

Con 22 años, ya lo había sido todo en el fútbol, y su popularidad crecía a golpes de portadas, convirtiéndose junto a Los Beatles, y los Rolling Stones, en impulsores de una revolución en la que los jóvenes tenían mucho que decir. Tremendamente admirado, sobretodo por las féminas, entró en una dinámica de alcohol y lujo, de la que nunca supo escapar.
“Cada vez que entro en un bar, hay 70 personas que quieren invitarme a beber, y yo no sé decir que no”.

George “The Best”, siguió haciendo las delicias de los aficionados de Old Trafford hasta 1974, para entonces, pese a contar con 27 años, sus continuos escarceos con la noche, le impidieron rendir al nivel que había mostrado.
Preguntado por esto, dijo:
“En 1969 dejé las mujeres y el alcohol, fueron los peores veinte minutos de mi vida”.
Siguió jugando hasta 1984, intercalando equipos de las Islas, con estancias en Estados Unidos (aparte de jugar, regentaba locales de copas en ambos sitios). Pero cada vez que volvía a Inglaterra, acosado por los papparazzis de la época, dejaba frases para la Historia:
“Mucha gente va diciendo por ahí que me he acostado con siete Miss Mundo, pero sólo han sido tres”.

Una vez retirado, siguió ocupando portadas de los tabloides Ingleses, aunque casi siempre aparecía en la parte de sucesos, principalmente por sus detenciones en estado de embriaguez.
En sus últimos años, preguntado por su vida y la actualidad del fútbol, como era de esperar volvió a ser contundente:
“En mi vida, gasté mucho dinero en bebida, mujeres y coches de lujo. El resto, simplemente lo malgasté”.
“Hace unos años dije que si me daban a elegir entre marcar un golazo al Liverpool o acostarme con Miss Mundo, tendría una difícil elección. Afortunadamente, he tenido la oportunidad de hacer ambas cosas”.
“Tenía una casa en la costa, pero en el camino había un bar, nunca llegué a ver el Mar”.
Incluso, preguntado por Paul Gascoigne, como máxima figura del fútbol Británico dijo:
“No me llega ni a los cordones de la botella”.

Best, que en los terrenos de juego, había regateado a cuantos defensas se cruzaron en su camino, no supo driblar a una enfermedad que le persiguió durante toda una vida.
Murió el 25 de Noviembre de 2005, tras varias operaciones y un trasplante de Hígado.

Una forma de resumir su vida, ocurrió en 1976, ya alejado del fútbol profesional, y pese a sus 30 años, bastante deteriorado ya, fue convocado para un Irlanda del Norte-Holanda, clasificatorio del Mundial de 1978.
En el calentamiento, se le acercó un periodista y le dijo: “ves a aquel chaval, es Johan Cruyff, ¿es mejor que tú?”
Y le contestó: “¿estas de broma?”.
En la primera pelota que tuvo, Best, se volvió hacia su área, regateó a dos rivales, cruzó el centro del campo en sentido inverso, regateó a un tercero, y cuando por fin se encontró a Cruyff, ya cerca de su propia área,
le tiró un caño, paró la pelota y saludó al publico. Ese era George Best.
“Si yo, hubiera nacido feo, nunca hubierais oído hablar de Pelé”.

George Best, “El Quinto Beatle”.