Archivos para julio, 2011

Dedicado a mi amigo José Alvaro Ferreira

En todos los Mundiales que se disputan suele haber bajas por distintos motivos, en el Mundial de Suecia´58 no podía ser menos; pero dos nombres destacaron sobre el resto de ausentes: Duncan Edwards y Eduard Streltsov.

Eduard Anatólievich Streltsov, nació en Perovo, un suburbio de Moscú,
el 21 de Julio de 1937, en el seno de una familia pobre.
Su padre Anatoly, partió al frente durante la 2ª Guerra Mundial para no volver jamás, afortunadamente no falleció, pero decidió instalarse en Kiev sin su familia, lo que provocó su madre (Sofía), tuviera que trabajar en una fábrica para poder mantenerle, fábrica a la que él se uniría después dejando a un lado los estudios.

Cuando el pequeño Eduard disponía de tiempo libre y la dura climatología moscovita se lo permitía, aprovechaba para divertirse con su gran pasión:
el fútbol. Eduard jugaba a ser uno de sus grandes ídolos del Spartak de Moscú.

A la edad de 13 años, Streltsov, ya jugaba con los adultos en el equipo de la fábrica Fraser, y en 1953, tras un partido entre Fraser y el juvenil del Torpedo de Moscú, gustó tanto a los técnicos que le ficharon para el primer equipo.

En 1954, con 16 años aún, debutó con el Torpedo en Liga, causando tal impresión que un año después haría lo propio en el combinado nacional absoluto, anotando 3 goles en su debut y otros 3 en su segundo partido.
Había nacido una estrella.

En su segunda temporada se consagró, celebrando su mayoría de edad en 1955 con el premio individual
de máximo goleador de la liga soviética.

En el verano de 1956, se disputaron los Juegos Olímpicos de Melbourne, Streltsov y su compañero en la delantera del Torpedo, Ivanov, formaban la delantera más temible del torneo. Mientras Streltsov marcó en la semifinal ante Bulgaria, Ivanov se lesionó, y como al entrenador soviético le gustaba alinear a jugadores que fuesen compañeros de club,
Gavriil Kachalin puso en la final a la delantera del Spartak y dejó a Eduard sin la medalla de Oro.
(En aquella época sólo la recibían los que jugaban la final).
Nikita Simonyan que fue su sustituto, quiso regalarle la suya, pero nuestro protagonista no la aceptó:
“No te preocupes Nikita, ganaré muchos más trofeos en el futuro”.

Ése mismo año, se creó el Balón de Oro que coronó como mejor jugador de Europa a Sir Stanley Matthews,
Streltsov apareció en la 13ª posición, para subir en 1957 hasta la 7ª plaza.
Era una época en la que todo parecía salirle bien a Streltsov, que a sus éxitos deportivos también unía sus cualidades en el mundo del glamour. Eduard era amante de las noches, de las buenas fiestas y de las más bellas mujeres.

A falta de unas semanas para el Mudial de Suecia de 1958, todo se desmoronó.

Desde hacía algún tiempo, Streltsov estaba siendo presionado por políticos para que fichase por uno de los dos equipos del Gobierno: el CSKA Moscú (equipo del ejército) ó el Dinamo Moscú (equipo de la policía, la KGB), pero prefirió seguir fiel al Torpedo, cosa que no sentó nada bien en las altas esferas gubernamentales.

Quizás fue ése el motivo, o quizás otra versión que revela que durante una recepción en el Kremlin, Streltsov había rechazado a una joven admiradora para después burlarse de ella, resultando que la joven en cuestión era hija de
Yekaterina Furtseva, única mujer miembro del Politburó (máximo órgano de poder) e íntima del presidente Kruschev.
Tampoco ayudaba que con su estilo “boyish”, incitara contínuamente a los jóvenes moscovitas con ideales de libertad.

El 25 de Mayo, habían dado el día libre a los jugadores que ya estaban concentrados de cara el Mundial.
Streltsov junto a otros compañeros acudieron a una fiesta en una dacha en las afueras de Moscú.
A la mañana siguiente, la KGB se presentó en la concentración del combinado soviético , y detuvieron a Streltsov acusándolo de violación de Marina Lebedeva, una chica a la supuestamente conoció la noche anterior.
Eduard fue llevado a una comisaría donde tras varios días de duros interrogatorios proclamando su inocencia,
(apoyado por las declaraciones de varios testigos) finalmente admitió el cargo de violación del que era acusado.
Según cuentan, alguien del gobierno le dijo que si se declaraba culpable, podría jugar el Mundial de fútbol.

Streltsov, a sus 21 años y que por entonces estaba ya casado y esperaba una hija, al ser declarado culpable, no sólo
no jugó el mundial, sino que fue condenado a doce años de prisión en un Gulag (Campo de trabajos forzados).

La importancia de Streltsov en la selección, lo indica el hecho de que 2 años antes del Mundial, URSS venció a Suecia 6-0 con 3 goles de él, y en el mundial, Suecia eliminó a URSS en 1/4 por 2-0, jugando después la final contra Brasil.

Tras casi cinco años de condena, fue puesto en libertad el 4 de Febrero de 1963, y dos años más tarde se le permitió regresar al fútbol, nuevamente eligió el Torpedo de Moscú.

En 1965 tras su larga inactividad, Strelsov fue nombrado 2º mejor jugador soviético, consiguiendo el título de campeón de Liga con el Torpedo, al año siguiente agrandaría su palmarés con el título de Copa.

En 1966, fue convocado nuevamente para la selección como titular indiscutible, clasificando al combinado para la Eurocopa de 1968, y repitiendo a nivel individual como mejor jugador soviético en 1967 y 1968.
La derrota de URSS ante Hungría en la Eurocopa, hizo que con 31 años abandonara la selección, para en 1970 dejar definitivamente el fútbol. Siguió ligado de por vida al Torpedo, pero mantuvo siempre una profunda pena:
no haber jugado nunca en el Spartak de Moscú, en club de sus amores.

El 22 de Julio de 1990, a la edad de 53 años, Eduard Streltsov falleció a consecuencia de un cáncer de esófago, cáncer provocado por sus 5 años de trabajos forzados en una de las minas a las que fue condenado.

En 1996, el Torpedo de Moscú, colocó una estatua del gran genio en su estadio, llamándolo Estadio Eduard Streltsov. Otra estatua, desde 1998 da la bienvenida a todos los asistentes que acuden al Estadio Olímpico Luzhnikí.

Coincidiendo con el 7º aniversario de su muerte, se pudo ver a Marina Lebedeva, dejando flores sobre su tumba. (Marina nunca ha hablado de lo que pasó).

En 2001, se formó el comité Streltsov con un único fin: limpiar el nombre del jugador.
A día de hoy dicho comité es presidido por Anatoly Karpov: “Si no hubiera sido por esa terrible condena, Streltsov sin duda se habría convertido en el mejor futbolista del mundo”.

Eduard Streltsov, es considerado el 2º mejor jugador soviético de todos los tiempos. Sólo superado por Lev Yashin.

Eduard Streltsov, “El Pelé Ruso”.

Anuncios

El Viejo Gasómetro

Publicado: 16 julio, 2011 en Curiosidades
Etiquetas:, ,

Es normal durante el transcurso de un partido de fútbol que un equipo pierda a un jugador, frecuente que un equipo pierda un partido, excepcional es que pierda la categoría,
e incluso raro que pierda el nombre.

Lo que no es normal, ni frecuente, ni excepcional, y ni siquiera llega a raro es que un equipo pierda su estadio.
El hecho por tanto podríamos calificarlo de insólito.
En la Avenida de la Plata, en Buenos Aires, cuando la hinchada de El Ciclón visita su lugar de ocio cada Domingo, en su lugar encuentran……….. Un Supermercado.

Es la historia del Club Atlético San Lorenzo de Almagro y el viejo Gasómetro.

San Lorenzo es un equipo bonaerense fundado en 1908, nacido gracias al sacerdote Lorenzo Massa que decidió hacer un equipo para ayudar a los chicos del barrio de Almagro. De ahí el nombre, aunque siempre haya estado en Boedo.

En 1916 se inauguró el estadio que daría cabida a los hinchas de San Lorenzo (los cuervos), como nunca tuvo un nombre oficial y dada su similitud con los grandes depósitos de gas licuado que se usaban en la época, se le conoció popularmente como El Gasómetro.

Durante décadas ha sido el templo de San Lorenzo, el sitio de alegrías y tristezas de los cuervos y de toda la hinchada del Ciclón en general, viendo como el club de sus amores, se convertía en el primer campeón invicto de Argentina, como ganaba varias ligas más, cómo se convertía en el primer equipo argentino en jugar la Copa Libertadores….
Grandes títulos y grandes jugadores:
Alfredo Carricaberry, René Pontino, Isidro Lángara, José Sanfilippo, Héctor Scotta, Ricardo Lavolpe…..

A finales de los años 70, la situación en Argentina no era nada fácil, exprimida por la dictadura militar que sacudía el país, Buenos Aires no podía ser más que el fiel reflejo de cuanto sufría el país.
El Brigadier Osvaldo Cacciatore había asumido la alcaldía de Buenos Aires (impuesto como no por el régimen), y decidió de cara al Mundial de fútbol de 1978, que debía mostrar “la cara buena” de Buenos Aires al resto del mundo.
Mientras el Norte de la ciudad era el centro de inversiones, el Sur era apartado de cualquier proyecto económico, y Cacciatore, decidió remodelar el Monumental de River Plate, y olvidar el Gasómetro que con capacidad para 75000 espectadores, era el estadio con más capacidad de Argentina.

Tras finalizar el Mundial, era hora de recuperar parte de la inversión realizada; en 1979 el Brigadier Cacciatore declaró una reordenación urbana con el fin de construir viviendas, expresando tajántemente la prohibición de su uso para fines comerciales y la zona elegida fue la gran manzana ubicada entre las calles Muñiz y Salcedo. Pero había un problema, entre esas calles estaba ubicado el Gasómetro.

El problema se resolvió en cuestión de horas. Se constituyó una sociedad fantasma que se haría cargo de los terrenos, y la alcaldía de Buenos Aires directamente se los expropió a San Lorenzo dándole a cambio 900.000 dólares.

El 2 de Diciembre de 1979 se jugó el último partido en el Gasómetro, 0-0 ante Boca Juniors.
El estadio inmediátamente fue demolido, pero pasó el tiempo y no se construyeron las viviendas.

2 años después, tras haber evitado el descenso en la temporada anterior y jugando como invitado en las canchas de Huracán, Atlanta y Vélez, San Lorenzo se convertía en el primero de los 5 grandes de Argentina en bajar de categoría.
Sólo jugó un año en la B, quedando campeón y estableciendo un récord anual de asistencia en sus partidos jugados
(incluída la primera división) que sigue vigente a día de hoy.

En 1983, se declaró una nueva ordenanza urbanística que autorizaba el uso de la explanada para fines comerciales,
y los terrenos se vendieron a la multinacional Carrefour por 8 millones de dólares.

En 1993, tras 14 años sin campo de fútbol se construyó el Estadio Pedro Bideguain, conocido popularmente como
El Nuevo Gasómetro (aunque nada tiene que ver, ni por la forma ni por capacidad, ni por la zona de ubicación).

San Lorenzo recuperó parte de su esplendor robado ganando el título en 1995, y repitiendo en 2001 (estableciendo
los récords de 13 victorias seguidas, y de 15 totales) y otro en 2007, a los que hay que sumarle de manera especial
la Copa Sudamericana lograda en 2002, ya que es el único equipo argentino que posee dicho título.

Desde el pasado mes de Abril de 2011, San Lorenzo y la alcaldía de Buenos Aires, mantienen reuniones para la devolución de los terrenos al club de Almagro.

Desde aquí no podemos sino seguir atentos y desearle un feliz regreso a Boedo, aunque el Ciclón nunca se ha ido de allí, el club tras 32 años de lucha sigue mantiniendo su sede en la Avenida de la Plata, y los Cuervos siguen celebrando sus alegrías en el mismo sitio que lo hacían sus viejos y sus abuelos.