The Busby Babes

Publicado: 6 febrero, 2011 en Leyendas del Fútbol
Etiquetas:, , ,

A los que estamos acostumbrados a ver al Manchester United como dominador de la Liga Inglesa, nos vendría bien saber que esto ocurre desde que se formó la Premier League en 1992, desde entonces los Red Devils han ganado
11 de las 18 ligas que tienen. La última antes del 93, fue aquella ganada en 1967 con George Best.


El gran Man_U empezó a forjarse a mediado de los 50, ése fue el primer gran Manchester United que se recuerda.
Con una media de edad de 23 años, aquel equipo encandiló a toda Europa con su juego alegre, ganado las ligas del 56 y 57 y cayendo con 8 jugadores menores de 21 años, ante el Real Madrid en semifinales de la Copa de Europa de 1957.
Al mando desde el banquillo, Matt Busby; bien ordenados en el terreno de juego, sus chicos, los chicos de Busby.
“The Busby Babes”.

Matt Busby había logrado con una mezcla de cantera, juventud y ataque un juego exquisito, pero sobretodo orden y compromiso. Entre tanto joven, también llegaba alguna estrella como Tommy Taylor, por el que Busby autorizó un pago de 29.999 £, así Taylor no tendría que soportar con la carga de ser el hombre de las 30.000 £.
Los jugadores ya salían de viaje perfectamente uniformados y no tenían un gran salario hasta que se asentaban en la primera plantilla; así era normal que se dieran casos como el de Bill Foulkes, que durante 3 años compaginó el sueldo que percibía del Manchester (10 £), con el que percibía en la mina de su pueblo (17 £).
Tal era el compromiso del plantel, que el propio Foulkes, inmerso en el servicio militar, y al que su superior al mando le había denegado un permiso para jugar, recibió al toque de diana del mismo día de partido (con más maldad si cabe), que disponía del día libre.
Su equipo jugaba en Birmingham, así que cogió sus botas, y en plena lluvia salió del cuartel, corrió unos 5 Km por el fango y paró al primer coche que vio; llegó al estadio media hora antes de que comenzara el partido y Busby al verlo, puso a aquel muchacho vestido de militar, lleno de barro y con un par de botas de fútbol en sus manos delante del plantel “ya he dado la alineación, pero hay un cambio, hoy juega Foulkes”.

Tras un memorable partido contra el Arsenal (4-5), el Man_U recibiría al Wolverhampton Wanderers FC con el que se disputaba la liga del 58, ese sería el siguiente partido (la historia ha querido que ayer se jugara el Wolves-Manchester, lástima que no ha sido en Old Trafford), pero antes devolverían visita al Estrella Roja.
En Belgrado, los Busby Babes lograron un empate a 3 goles que les daba el pase a semifinales de la Copa de Europa por segundo año consecutivo.

A la vuelta, el avión hizo escala en el aeropuerto de Riem en Munich, nevaba y la pista estaba completamente helada, por 2 veces se intentó el despegue y por 2 veces se abortó.
Cuando ya estaba decidido que pernoctarían en Munich, el capitán lo intentó de nuevo, pero no lograron la altura suficiente y el Elisabethan Airlane, acabó estrellándose contra una casa al final de la pista. El avión quedó partido en 2, en la parte de atrás silencio, delante heridos, y en el centro Bobby Charlton casi ileso y Bill Foulkes con una sola herida en la cabeza provocada por la caída de una botella de Ginebra que le habían regalado en la embajada.
Juntos vieron como Harry Gregg (Portero del Man_U), salía del avión con una niña en sus brazos, se llamaba
Venona Lukic, más tarde volvería al avión para rescatar también a la madre de ésta, Vera Lukic e intentó regresar
otra vez, pero ya se lo impidieron por el riesgo a una explosión.

23 personas perdieron la vida en el accidente, entre ellos 8 jugadores del Manchester.
Eran las 15.04 del 6 de Febrero de 1958. Hoy se cumplen 53 años.


– Roger Byrne, 28 años. Uno de los primeros laterales en subir al ataque, era capitán del United y de la selección.

– Geoff Bent, 25 años. Había solicitado la salida del club porque jugaba poco. Comentó a sus compañeros que se iba a la parte de atrás porque se sentía más seguro. Era carpintero.

– Eddie Colman, 21 años. Pequeño centrocampista de ataque, acumulaba ya 18 internacionalidades. Según dicen muy culto y generoso.

– Mark Jones, 24 años. El complemento ideal de Charlton en el centro del campo. Había dejado su oficio de albañil para ser uno de los chicos de Busby.

– David Pegg, 22 años. Hábil extremo zurdo, acababa de debutar en la selección. Delineante de profesión.

– Tommy Taylor, 26 años. Delantero centro, había jugado 19 veces con Inglaterra y había marcado 16 goles.
En su taquilla sólo encontraron 2 libros, uno de oratoria y uno de matemáticas.

– Liam Whelan, 22 años. Gran interior, “Billy” era llamado a ser la estrella de Irlanda. Foulkes que era su gran amigo,
le comentó en voz alta al iniciar el tercer despegue, que les podía haber llegado la hora, Billy le contestó en alto:
“estoy preparado”. Murió rezando el Señor mío Jesucristo.

– Duncan Edwards, 21 años. Decían que era el mejor jugador británico, y que se convertiría en el mejor de todos los tiempos. Fue el jugador más joven en debutar con Inglaterra en el siglo XX. Duncan murió tras 15 días en el Hospital.
Sus últimas palabras fueron “a qué hora es el partido contra los Wolves, no me lo quiero perder”.

Otros con mejor suerte no volvieron a jugar al fútbol.
Jackie Blanchflower, mediocampista Irlandés, víctima de una depresión no volvió a calzarse unas botas de fútbol.
Johnny Berry, que estuvo en coma durante un mes tampoco pudo volver a los terrenos de juego.
Ken Morgans y Albert Scanlon, nunca superaron las secuelas ni volvieron a jugar al mismo nivel.

Matt Busby, que salió despedido del avión, estuvo ingresado casi un mes; en una llamada telefónica que se oyó por la megafonía de Old Trafford, dijo “os alegrará saber que los muchachos que no perdieron la vida y yo, estamos bien. Volveremos a ser grandes”

Con los juveniles como fichajes de urgencia, en semifinales de la Copa de Europa, el United derrotó al Milan 2-1 en
Old Trafford, pero en la vuelta, perdió por 4-0 en San Siro consumando el inesperado fin de un ciclo.

10 años después de la desaparición de los Busby Babes, y tras eliminar al R.Madrid con gol de Foulkes en el Bernabéu, el Manchester United llegó a la final que la tragedia les arrebató en 1958.
En Wembley, ante el Benfica de Eusebio y con prórroga incluida, 2 goles de Bobby Charlton y 1 de George Best, dieron por fin al Man_U, la preciada Copa de Europa.

Si algún día visitáis Manchester, y dando por hecho que pasaréis por Old Trafford, veréis que en plena fachada,
en la esquina de la United Road, hay una gran placa en homenaje a los caídos en Munich. En la esquina contraria,
la K-Stand, un reloj imita al del aeropuerto de Munich. Cuando coinciden las 15.04, y sobretodo cada 6 de Febrero,
se suele leer, cantar o rezar “The Flowers of Manchester” en honor a los Busby Babes.

Para ver la letra de The Flowers of Manchester, pinchad el link.
http://www.munich58.co.uk/FlowersOfManchesterLyrics.zip

 

Basado en el relato de Petón en eftm.

Anuncios
comentarios
  1. Javier Martin dice:

    Impresionante historia a la vez que triste. Gracias Kynette una vez más por enseñarnos una historia con tantiiiisimos detalles, hace la historia más interesante si cabe.

  2. Jasta dice:

    Futbol es la vida misma…

  3. Rufi dice:

    vaya,,,se corta el cuerpo y todo,,,,una lastima, con lo jovenes que eran podrian a ver hecho historia. Gracias Kynette,,,aquí aprendemos futbol!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s